27 julio 2016

Llegó San Expedito a mi

Lo ocurrido sucedió en Tarija, como muchos en momentos de aflicción y desesperación me animé a ingresar a la catedral y me acerqué al lado contiguo donde está la imagen de San Expedito, que porsupuesto hice el pedido y la oración (no formal), posteriormente abrí sitios en internet que tengan que ver con el Santo.

Luego de dar lectura se me ocurrió hacer nuevamente el pedido ya que tenía silecio absoluto en el ambiente en el que estaba y le pedí que "se me apareciera en la calle sin que yo lo buscara" y esa era la condición en mi incredulidad para luego siempre hacer mis oraciones a San Expedito y corroborar de que efectivamente al invocarlo de alguna manera estaba presente y escuchaba nuestros pedidos.

En una noche de esas en donde mis pensamientos eran otras situaciones y casi al llegar al Parque Bolívar (muy pocas veces camino por esa zona) de alguna manera di una mirada al piso y muchos dirán que solo es casualidad pero el hecho es que estaba ahí esta estampita:

Llegó San Expedito a mi

Llegó San Expedito a mi

Como verán la estampita está un poco dañada, en ese mismo instante que lo encontré me acordé inmediatamente sobre el pedido y se me hizo un "ras" en el cuerpo, por lo que llegando a casa lo forré con cinta adhesiva para evitar aún más su deterioro y lo tengo ahora siempre dentro de mi billetera. Debo confesar que le rezo muy pocas veces pero aquí me tienen escribiendo este fragmento de texto y claro que el sitio este "San Expedito Bolivia" lo realicé como respuesta a una promesa que le hice al Santo.

En mi criterio pienso que todos necesitamos tener Fé en algo o alguien, aferrarnos a un ser que está más allá y lo importante es vivir sin hacer y desear el mal a nadie, más por el contrario derramar miles de bendiciones.

¿Y tú tienes alguna experiencia con San Expedito? Anímate a contarlo en la caja de comentarios de esta publicación para saber de que lugar nos hablas.

Bendiciones para tod@s.
Compartir:

0 comentarios:

Publicar un comentario